A la hora de cuidar nuestras cejas, la técnica del microblading por sí sola no es suficiente. De hecho, después del microblanding es importante seguir ciertas normas de salubridad e higiene, en las que destaca la hidratación de la piel como norma principal.

Con esto en mente, el siguiente paso será seguir una serie de instrucciones para lograr un cuidado efectivo. No obstante, también es importante recordar que el especialista a cargo del microblading tiene cierta responsabilidad, de manera que es necesario que el profesional detrás del tratamiento establezca los pasos a seguir de acuerdo a la consolidación del pigmento. En nuestra clínica de Las Rozas el tratamiento es realizado por un profesional técnico con formación en bellas artes con lo que cuidará al máximo la parte estética del mismo, pero a su vez, este profesional es supervisado por personal médico para que se cumplan todos los estándares de higiene y salud durante el tratamiento de maquillaje semi permanente de cejas, para obtener el máximo resultado con un aspecto natural.

¿Qué es el microblading de cejas?

El microblading es un tratamiento de belleza no invasivo que consiste en rellenar las cejas pelo a pelo desde la raíz de las cejas naturales. Esta técnica de embellecimiento de la ceja, permite mejorar su aspecto y lucir una mirada mucho más intensa y natural.

Pero, a pesar de ser un procedimiento no invasivo, el microblading requiere de cuidados pre y post tratamiento, ya que los hábitos de higiene determinan la eficacia de la técnica.

Los cuidados post microblanding, además, afectan en mayor medida en su efectividad porque la manera en que la piel sane dependerá de la atención que le demos a la zona.

En este punto vale la pena mencionar la responsabilidad del especialista o la clínica, siempre debes de buscar realizar el tratamiento de diseño de cejas en lugares de total confianza y que estén supervisados por profesionales de la salud, ya que la consolidación del pigmento puede variar en función del paciente. Sin embargo, en líneas generales, el período de pigmentación se prolonga unos 7 o 10 días desde el tratamiento en cuestión.

Este lapso de tiempo determina en menor o en mayor medida la fijación del pigmento sobre la ceja. Motivo por el cual es importante tratar la zona con precaución para que el resultado final no se vea afectado.

Recomendaciones antes del tratamiento de Microblading

Si bien el proceso después del microblading es clave, la atención que le demos a nuestra salud antes de llevar a cabo el tratamiento también es crucial.
De hecho, por la naturaleza de la técnica los expertos recomiendan:

  • No consumir alcohol, café o bebidas que contengan cafeína y otros estimulantes dentro de las 12 horas antes del tratamiento.
  • No hacer ejercicio un día antes del tratamiento.
  • No exponerse al sol 15 días previos al tratamiento.
  • Evitar los tratamientos exfoliantes como la microdermoabrasión.
  • Evitar aplicar productos como el Botox, AHA y retinoides.
  • No maquillar ni depilar las cejas en varios días antes de aplicar el tratamiento.
  • Informar al especialista sobre su salud general. Si usted padece diabetes tipo 1 y 2, presión arterial alta, tiroides o cualquier enfermedad grave, debe presentar un informe emitido por su médico donde autorice la realización del mismo.

Microblading: El proceso paso a paso

  1. En primer lugar, el profesional medirá las cejas para definir el diseño en función de nuestros rasgos faciales y la forma natural de la ceja.
  2. Una vez se determinen las medidas de referencia, se procede a dibujar el modelo de la ceja con un lápiz. Esto nos permite visualizar el diseño antes de aplicar el tratamiento.
  3. Hecho esto, el siguiente paso será escoger el color del pigmento. La selección dependerá del color natural de la piel, los ojos y el vello. De esta manera, es importante saber que, tras la aplicación, lo normal es que la tonalidad sea un poco más oscura al principio.
  4. Después se aplica una anestesia tópica y se deja reposar durante una media hora aproximadamente.
  5. El especialista diseñará la ceja y rellenará los espacios pelo a pelo realizando cortes superficiales para depositar el nuevo pigmento. Si para ello se utiliza una pluma tipo tebori, el proceso puede dividirse en dos fases. Pero, en resumen, la ceja se cubre con color para permitir la absorción del pigmento y después, simplemente se limpia el área.
  6. Al finalizar el proceso, el especialista aplicará una silicona médica para cubrir la piel durante las próximas 24 horas. En este punto, también le indicará los cuidados post tratamiento para la correcta cicatrización del área.
  7. Tras la cicatrización, suele recomendarse un retoque para terminar de perfeccionar el diseño.

Cuidados después del microblading

Para empezar, es importante respetar las consideraciones del profesional. Asimismo, es relevante recordar que después del tratamiento las cejas pasarán por varias etapas antes de alcanzar el resultado final.
La etapa de recuperación dura aproximadamente cuatro semanas. La recuperación no es dolorosa, pero si es esencial tomar ciertas precauciones para evitar complicaciones a mediano plazo.

  • Limpie con hisopos: Dos horas después del tratamiento, se recomienda aplicar un hisopo mojado en agua esterilizada para limpiar el exceso de tinte en las cejas. Una técnica que ayudará a mantener el área estéril.
  • Programe la limpieza: Puede limpiar el área dos veces al día con algodón y agua hervida enfriada. No use los dedos de ninguna manera. Recuerde siempre utilizar algodón.
  • Hidrate la piel: Mantenga su piel debidamente hidratada para optimizar el proceso de curación. Si bien no es necesario una gran cantidad de crema, el uso moderado de la misma ayudará en la curación de la ceja sin llegar a destruirla.

A su vez, las fórmulas a base de agua pueden ser necesarias para restaurar el equilibrio de la humedad de la piel, mientras aumenta las posibilidades de curación.

  • Mantenga las cejas secas: Pese a que hidratar la piel es importante, también es fundamental mantener las cejas secas. Esto es recomendable porque el exceso de agua puede reemplazar el pigmento.

Por lo tanto, se recomienda evitar visitar saunas, piscinas y vapores por al menos 10 días aproximadamente. El aseo regular debe realizarse con cuidado de no mojar directamente las cejas, y a su vez es recomendable ducharse bajo una temperatura menor a los 30ºC.

  • No tocar, ni rascar: Después del tratamiento es usual sentir comezón en la zona. Esto si bien es completamente normal, es importante evitar tocar o rascar el área en cuestión para no producir infecciones a corto y mediano plazo.
  • Evite el maquillaje: Evite usar maquillaje hasta que el proceso de cicatrización se haya cumplido correctamente.
  • Evite el sol: Protéjase de los rayos UV.
  • No interferir con el proceso de cicatrización: No debemos retirar costras de ninguna manera. Tome en cuenta que las áreas secas forman parte del proceso de cicatrización y retirar una costra causaría cicatrices permanentes.

Dudas frecuentes sobre el microblading

¿Cuánto dura normalmente una sesión de microblading?

En nuestra clínica situada en las Rozas en el Polígono de Europolis el promedio por una sesión del tratamiento de Microblading dura aproximadamente entre una hora y media y dos horas.

¿El microblading es doloroso?

Es normal sentir cierta incomodidad, pero para el tratamiento se aplica un anestésico tópico que reduce el dolor considerablemente.

¿Cuándo me puedo bañar con normalidad?

Después de 7 a 10 días.

¿Cuáles son las contraindicaciones del microblading?

No es apto para mujeres embarazadas, personas con diabetes, trastornos circulatorios, tendencias a los queloides, infección local, etc.

¿Cuándo debemos hacer el retoque?

Después de 4 a 6 semanas de tratamiento y de acuerdo al criterio profesional, es posible hacer retoques mínimos sobre el área.

¿Cuánto dura el microblading?

Por lo general, la técnica dura alrededor de 1 año y medio. Sin embargo, todo dependerá de los hábitos del paciente y el tipo de piel que éste tenga.

Un año después del microblading

Un año después del mibroblading, los resultados son bastante positivos. La mayoría de los pacientes notan las cejas mucho más rellenas y con una pigmentación acorde a las facciones del rostro.

La idea es aplicar la técnica sólo en las zonas donde se evidencie la escasez de vello. De esta manera, los resultados serán óptimos. Además, un microblading profesional evita el tener que recurrir al maquillaje y reduce las sesiones de depilación significativamente.

Sin duda, es un tratamiento no invasivo que puede marcar la diferencia. No obstante, es fundamental que la técnica sea aplicada por un profesional experto en la materia para evitar complicaciones a corto y mediano plazo.

Para más información y atención especializada, no olvides consultarnos. Ofrecemos técnicas pre y post tratamientos naturales y orgánicos para curar y prolongar el color de tus cejas.

¡Contáctanos!